Implantes dentales para la perdida de una pieza dental
1392
post-template-default,single,single-post,postid-1392,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-carrera,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive
 

Implantes dentales para la perdida de una pieza dental.

implantes dentales

Implantes dentales para la perdida de una pieza dental.

 

 Una pieza dental perdida no es sólo un problema de imagen, aunque es lo que más nos suele preocupar. La pérdida dentaria puede causar problemas en tu salud oral y general a largo plazo. Como recomendación general, los implantes dentales son la mejor solución. Hoy, desde el Blog de la Clínica Odontológica Carrera (Plaza del Conde del Valle de Súchil 4, en el barrio de Trafalgar, Madrid), os hablamos de los peligros de no sustituir una pieza dental perdida.

 

La reabsorción del tejido óseo del maxilar es uno de los problemas más comunes relacionados con no sustituir una pieza dental perdida. Cuando falta un diente, el maxilar que lo soporta ha perdido su propósito y comienza a deteriorarse. A la larga, esto aumenta el riesgo de perder más dientes y produce una pérdida de soporte para los músculos de nuestra cara que envejece nuestro gesto.

Además, perder dientes reduce nuestra habilidad para tomar ciertas comidas, lo que puede afectar a nuestra salud general. También puede verse reducida nuestra capacidad para pronunciar correctamente, pueden aparecer silbidos involuntarios y nuestra voz puede llegar a ser distinta. Si la pérdida dental ha ocurrido en la parte frontal de la dentadura, es posible que se desarrolle cierta asimetría en los labios.

El espacio vacío dejado por un diente perdido tiende acumular placa y restos de comida, con lo que aumenta la probabilidad de desarrollar periodontitis. En conjunción con los factores anteriores, después de perder un diente es más fácil perder el siguiente.

Los implantes dentales son la solución preferida para restaurar una pieza perdida. Consisten de una raíz de titanio unida a una corona y se ven y se sienten igual que un diente natural.

Los implantes dentales se aseguran en el tejido óseo del maxilar, que empieza a crecer a su alrededor. Durante éste proceso de osteointegración, los dos materiales se funden permanentemente. Esto hace que los implantes dentales sean muy resistentes y duraderos y que puedan mantenerse con la misma higiene que tus dientes naturales.

Si tu tejido óseo no es suficiente para poder soportar un implante dental, hay opciones de tratamiento que te permitirán acceder a las ventajas de éste tratamiento. Implantes zigomáticos, implantes basales o terapias regenerativas te permitirán conseguir una restauración integral de tu sonrisa.

En la Clínica Odontológica Carrera (Plaza del Conde del Valle de Súchil 4, en el barrio de Trafalgar, Madrid) contamos con un equipo de especialistas con años de práctica y cientos de casos de éxitos a sus espaldas. Empleamos los mejores materiales, el instrumental más moderno y te ofrecemos una total garantía de nuestros resultados.

Pide una opinión totalmente libre de compromiso.